14 diciembre 2008

Verdades incomodas

Esta mañana escuchaba la radio y hablaban sobre las “verdades incómodas”. Lo que decían los tertulianos me ha hecho sentir decepción, impotencia y algo más, y fruto de ello quiero decir lo que pienso al respecto.

No hay verdades cómodas o incómodas, hay verdades y mentiras.

Verdades a medias y mentiras piadosas solo son mentiras, y no sólo se miente con la palabra, también se hace con el gesto, con el comportamiento, con el silencio.

No sólo miente quien habla, miente también quien asume la mentira sabiéndola, quien calla, quien no la pone en evidencia por miedo, comodidad o el motivo que sea.

La mentira nos hace esclavos igual que la verdad nos hace libres. Mentira y miedo son opuestas a verdad y amor.

Cada persona tiene en cada instante de su vida el nivel de verdad que es capaz de asumir, nunca más.

Decir la verdad no equivale a ir por ahí diciéndole a todo el mundo lo que nadie te ha preguntado, ni a lastimar con las palabras. La verdad, dicha con amor, siempre llega al corazón.

Decir la verdad es una elección personal a la que siempre tenemos opción, por difícil que parezca.

El camino de la verdad no es siempre cómodo pero, ¿quién ha dicho que tuviera que serlo?, ¿es cómodo parir un bebé, por ejemplo? Sin embargo, siempre proporciona paz.

06 diciembre 2008

29 noviembre 2008

El vuelo del hombre

El Sentir de la Vida: El vuelo del hombre
(oración del dia 26-11-2008)

27 noviembre 2008

Subida al Everest


Ya sé que muchos que entren a este post esperarán encontrar la noticia de una escalada al Everest. Pues siento si alguien queda defraudado, pero para mí esta foto refleja algo parecido, pues esta montaña viene a ser algo muy similar para quien la ha subido hoy.

Uno de los primeros post que escribí cuando abrí el blog, allá por octubre del 2007, se llamaba “Ser como niños”. El caso es que este amigo a quien le empujaron la vaquita ha estado más de un año en dique seco y ahora ha encontrado de nuevo trabajo, y esta foto corresponde al ascenso a su propio Everest, pues simbólicamente representa para él toda una serie de retos que se está atreviendo a afrontar y que está superando de maravilla.

Es difícil dejarse llevar por la auténtica corriente de la vida, siempre ponemos pegas, excusas, justificaciones… y aceptar lo que ésta te manda cuando interpretas que es para ti, gustos aparte, exige valor y fe.

Sé que mi amigo ha permanecido fiel a sí mismo durante todo este tiempo, aguantando no pocas presiones y críticas, pero confiando en que tendría su oportunidad. Esta montaña a la que hoy ha subido mientras trabajaba, con todo lo que ello representa, es para mí un regalo y una alegría. Por eso he querido compartirlo con vosotros, porque es una muestra de que nunca el hombre está solo, siempre estamos acompañados, cuidados, custodiados, y sólo tenemos que responder desde nuestro sentir para seguir adelante. Las señales nos llegan continuamente, solo hay que interpretarlas.

Hoy hay una nueva vaquita por ahí. ¿Cuánto tiempo se quedará?: no lo sé y creo que es lo de menos, durará lo que tenga que durar, luego vendrá otra cosa, luego otra, luego otra… Siempre, tras alcanzar la cima de una montaña se puede ver otra más.

Enhorabuena, Manuel. El viaje continúa.

La templanza del guia

El Sentir de la Vida: La templanza del guia
(oración del dia 19-11-2008)

22 noviembre 2008

La transparencia

El Sentir de la Vida: La transparencia
(oración del dia 12-11-2008)

10 noviembre 2008

Le pedí a Dios


Le pedí a Dios que me quitara mi "orgullo"…

Dios me dijo ¡No!… eres tú quien se tiene que humillar .

Le pedí a Dios que me diera "paciencia"…

Dios me dijo ¡No!… la paciencia es fruto de la tribulación, no se regala, ¡hay que ganarla!

Le pedí a Dios que me diera "felicidad"…

Dios me dijo ¡No!… Yo doy "bendiciones", la felicidad depende de tu actitud ante mis dones.

Le pedí a Dios que me hiciera "crecer en santidad"…

Dios me dijo ¡No!…tú eres quien tiene que crecer, yo podaré tu maldad, para que crezcas en verdad.

Le pedí a Dios que me quitara mi "dolor"…

Dios me dijo ¡No!… el dolor te hace preocuparte menos del mundo, y crecer más en mi amor.

Le pedí a Dios que me quitara mi vicio...

Dios me dijo ¡No!... Yo te abriré el Mar Rojo de tu vicio, pero tú eres quien tiene que andar el camino.

Le pedí a Dios que me diera más FE...

Dios me dijo ¡No!... ya estás saturado, ya tienes toda la que puedes tener para hacer lo que tú tienes que hacer.

Le pedí a Dios que me sacara de la cárcel de mis pecados...

Dios me dijo ¡No!... Yo rompo tus cadenas, y te abro las puertas, pero eres tú quien tiene que salir por ellas.

Le pedí a Dios que me ayudara a "amar" a los otros tanto como Él nos amó…

¡Oh, sí!, me dijo Dios... ¡ ya estás comprendiendo un poco mi labor !

03 noviembre 2008

Formas de amar


Me pregunto: ¿existe solo una forma de amar o tantas como seres?

Creo que la mayoría hablamos de amar y del amor, nos mostramos de acuerdo o no, pero el sentido que cada cual le da puede ser tan diferente que es como si fueran cosas distintas. Y además solemos asumir que los otros utilizan la palabra amor con el mismo sentido que nosotros. Craso error.

Ante todo, el sentido profundo que una palabra tiene para alguien depende de lo que para él represente, de la experiencia que de ella tenga, más que del significado establecido en el diccionario.

Muchos de nosotros tenemos en nuestras vidas animales con los que convivimos, mascotas que muchas veces son una parte más de la familia, un miembro más, y a los que llegamos a amar tanto o más que a muchas personas, aunque suene algo fuerte. Para mí hay dos especies que representan muy bien los dos tipos de amor que más abundan en el género humano: los perros y los gatos.

El perro ama de una manera incondicional, está totalmente pendiente de su amo, siempre dispuesto a acudir a su llamada y a dar la vida si fuera preciso. Incluso soporta el palo y se queda sumiso esperando.

El gato es todo lo contrario, aunque siempre hay excepciones, por supuesto. Ya puedes llamar a un gato que sólo acudirá cuando le interese. No soportará que le pegues, lo harás una vez pero no más, incluso se podría revolver contra ti. Digamos que está contigo porque le interesa.

Y en el género humano tenemos esas dos formas de amar con, eso sí, toda una serie de variantes. Están quienes aman porque así lo sienten sin importarles la respuesta del otro y quienes aman mientras les conviene.

Quizás una de las formas más sublimes de amar la tengamos en las madres. El amor de las madres es el más elevado y desinteresado que podemos experimentar como hijos y sentir como madres. Una madre siempre amará a su hijo sea éste lo que sea, haga lo que haga, porque su amor es incondicional y no depende de lo externo, es carne de su carne, sangre de su sangre, lo ha llevado en sus entrañas y lo que a él le hagan se lo hacen a ella. Una madre jamás se divorciará de su hijo, jamás renegará de él, su amor no tiene límites, es para siempre.

El amor de pareja es distinto, es un amor basado en una mezcla de química, ideales, intereses comunes, y también está el sentir del corazón, por supuesto. Pero suele ser un amor que replica igual que la bolsa, con subidas y bajadas dependiendo de la oferta y la demanda, porque éstas siempre están presentes, yo te ofrezco y al mismo tiempo espero algo de ti, y tú haces lo mismo, explícita o implícitamente, consciente o inconscientemente.

No es mi intención extenderme mucho más sobre este tema, solo reflexionar un poco sobre lo que más se aprecia en cualquier relación de amor en su más amplio sentido, en los afectos en general, y es que suele estar siempre presente la demanda, la exigencia, el chantaje emocional, el teatrillo para conseguir lo que se pretende y la satisfacción de toda una serie de deseos a los que creemos tener derecho.

¡Qué bonito sería que comenzáramos a ensayar otro tipo de amor! ¿Por qué no elevar un poco el listón, hacer de un modo diferente, olvidarnos un poco de las estructuras mentales y emocionales rígidas que tanto nos limitan?

Amar por amar, amar por amor, amar porque se siente y no se puede evitar, sin tratar por ello de conseguir nada a cambio, ningún beneficio especial, ninguna situación de privilegio, sin demandas, chantajes, exigencias, sospechas ni controles de ningún tipo.

No podemos obligar a nadie a que nos ame, como tampoco nadie nos puede obligar a amarle. El amor debe surgir por sí mismo, es más, no se puede evitar, se siente y no se puede hacer nada, es algo que ha nacido y cuando algo ha nacido hay que cuidarlo y protegerlo, hay que darle cauce, y eso nos lleva, en el punto en que está hoy la humanidad, a recrear una nueva forma de expresión del amor, del afecto, de las relaciones en general, en la que todos somos aprendices y beneficiarios, pues siempre acabamos recibiendo lo que damos, nunca lo que exigimos. Jamás es un problema el amor en ninguna de sus manifestaciones, ahora bien, es responsabilidad de cada ser ver cómo es capaz de expresarlo teniendo en cuenta a la totalidad y no solo a sí mismo.

Está claro que esta sociedad tiene como cimientos toda una serie de creencias, leyes, imposiciones, etc. que hacen posible que funcionen muchas cosas, pero a costa muchas veces de limitar muchísimo las posibilidades de crecimiento y expresión de los seres que la formamos.

El amor es un arma de destrucción masiva, pero sólo de aquello que no es real, de lo que no vale ni sirve, pues sólo el amor es real, y por tanto es algo que la sociedad tiene que controlar para poder seguir existiendo conformada en la gran mentira que es. Por tanto, existen formas de control para impedir poner en peligro los cimientos fundamentales que sostienen la gran carpa de este circo en que vivimos.

Ante ello tenemos el reto de sentir cómo dar cauce a ésta energía de vida que ha hecho posible, entre otras cosas, que estemos ahora aquí, leyendo, compartiendo, respirando, viviendo…

¿Qué puede haber más liberador que dar amor y sentirse libre, libre de expectativas de recibir nada a cambio? De todas formas seguro que vuelve a nosotros de algún modo. O mejor dicho, ya está aquí, en ti y en mí, en este preciso instante, pues realmente… sólo hay amor.

26 octubre 2008

La oportunidad


A veces pasamos nuestra vida esperando encontrar la oportunidad que deseamos, cuando todos los días estamos rodeados de oportunidades.

Aun en los momentos más difíciles y duros de nuestra vida hay siempre una oportunidad oculta esperando que la veamos y reclamemos.

Con frecuencia, una sola oportunidad bien aprovechada es suficiente para cambiar por completo nuestra vida.

La cuestión es que hace falta darse cuenta, y para ello es una buena ayuda que la mente esté libre de prejuicios que muchas veces no nos permiten ver más que lo que queremos, y que actuemos, pues de nada nos vale darnos cuenta si luego no lo llevamos a la práctica.

¿Qué oportunidades eres capaz de ver hoy, en este momento, en tu vida?

¿Estás dispuesta a aceptar ahora mismo una sola, una, y aceptar un cambio en tu vida?

Lo que tu decidas, así será.

22 octubre 2008

Todo sigue existiendo


Hay veces que el tiempo te sorprende desapareciendo de golpe, o arrancándote del instante en que estabas y llevándote a otro ya vivido hace mucho…

Es en esos instantes cuando vives la relatividad del tiempo y te das cuenta de que no hay fecha de caducidad para los momentos vividos si sabes o puedes ubicarte de nuevo en ellos sin ansias de atraparlos, cuando aceptas la vida como una sucesión de momentos que sólo permanecen en tu memoria en función del sentir que despertaron en ti.

Dejarse fluir en el curso de la vida es tener confianza en que nunca se pierde nada ni a nadie, que las formas, imágenes, aromas, todo lo que forma parte de los recuerdos, no es sino la expresión de la esencia que impregnó tu corazón y quedó formando parte tuya para siempre, y aunque las formas desaparezcan nunca lo hará su espíritu, ese algo inmaterial que hace posible que en un momento dado, sin esperarlo, te invada una sensación, un sentimiento, un recuerdo que hace que tu corazón se conmueva como la vez aquella, como si estuvieras de nuevo allí, y eso sólo es posible porque sigue existiendo, nada se pierde, todo permanece…

20 octubre 2008

Suplica

Hazme sentir que estás conmigo, Señor,
no dejes que pase sola esta dura prueba,
tengo mucho miedo, no conozco el camino de salida,
y mi mente me traiciona llevándome a sitios que me angustian.

Es cierto que elegí yo, sí, y Tú me dejaste hacerlo,
y se que Estás por ahí escondido, contemplándome,
esperando, quizá, que Te llame, que me vuelva hacia Ti

por eso Te pido, Ten Piedad de Mí,
no me sueltes en este momento de peligro,
pues sé que Tú eres mi única salvación,
sólo Tú, no el gran conocimiento y la sofisticada ciencia humana
que tan pequeños y limitados me parecen ahora

Perdóname, Señor, por pedirte lo que Tú ya sabes sin que haga falta decirlo,
yo también lo sé, y sé que Estás y Estarás siempre conmigo,
pero necesitaba hacerlo, pues me diste el verbo, la palabra,
y pusiste Tu Presencia en mi corazón,
y justo ahora, en este momento,
he sentido que ¿a quién dirigirme mejor que a Ti, mi Dios?

Tu Eres mi Creador y en Tus manos estoy,
en Ti Yo Soy, por siempre,
y Tu Voluntad es mi ley.

Bendito Seas.

Lo que le sucede a cualquier ser humano nos sucede a todos. Esta es mi oración y mi súplica por alguien cercano y querido, con todo mi amor y mi esperanza…

16 octubre 2008

Crisis


Estos últimos días, quienes vivimos en los llamados países del primer mundo, asistimos a lo que parece una hecatombe económica: bancos a la quiebra, bolsas hundiéndose, pérdida de empleo, etc. Parece que ya nadie duda de que estamos en crisis y la palabra recesión se hace oír cada vez más fuerte.

Pero los seres humanos nos empeñamos en ver todo como hechos aislados, no solemos contemplar la relación de los acontecimientos y se dice que esto pasará y todo volverá a la normalidad.

Le damos mucha importancia a perder nuestros ahorros o nuestro empleo y no caemos en la cuenta que todos los años de excesos y abundancia desmesurada que hemos tenido han sido a costa de generar pobreza en otros lugares.

¿Cuántos años hace que miles y miles de personas de los países llamados pobres sufren y mueren cada día sin que a nosotros se nos agrie la cena en el estómago? Pues sí, desde no se sabe cuántos años, por decirlo suavemente, mueren cada día muchos miles de personas por falta de alimento, no tener agua o beber agua contaminada, o no disponer de atención médica. Eso por no hablar de las víctimas de la guerra o la violencia en general, la explotación, las catástrofes y las formas paupérrimas de vida.

Ahora, cuando nos tocan a nosotros el bolsillo y el empleo es inseguro, lanzamos el grito al cielo y nos desesperamos como si fuera el fin del mundo.

Y en cierto modo parece que esto sea un aviso del fin del mundo, sí, pero de un mundo que ha hecho de la vida un acontecimiento casi imposible, donde el hombre mata y explota al planeta que lo sustenta y al propio hombre, ciego ante el precipicio al que se aproxima y dándose prórroga todavía para reaccionar, ocupado como está en tratar de apurar un poco más el beneficio que está sacando de lo que sea.

Se habla de cambio climático cuando hace dos años todos se reían, se habla de recesión cuando hace cuatro días no se aceptaba la palabra crisis, pero ¿quién habla de lo que los seres humanos tenemos que cambiar cada uno en nuestra vida?

Nosotros, la raza humana, estamos en plena crisis espiritual, humana, de valores, nuestro organismo también está en cambio climático porque deterioramos nuestros propios cuerpos con nuestros estilos de vida nocivos, vivimos con violencia, con soberbia, con avaricia, pensamos mal, en fin, la lista la puede completar cada cual si quiere.

Realmente se nos ha dado todo para poder hacer de esta tierra un paraíso y estamos al borde del desastre. No podemos separar el estado del planeta y la sociedad misma con el estado del propio ser humano. Y nadie, ni políticos, ni religiosos, ni científicos, ni filósofos, nadie llama la atención de una situación que no puede cambiar si el hombre no cambia sus parámetros de vida.

La responsabilidad es de cada uno de nosotros y el momento es ahora. No hay tiempo que perder, ahora menos que nunca, pues no sabemos con cuánto contamos ni en qué punto real de deterioro estamos.

Y no vale con saberlo, eso no cambia nada, es necesario actuar.

Dejar que duela, dejar que el dolor rompa la coraza que nos impide sentir, esa coraza que en vez de protegernos nos aísla y engaña haciéndonos creer que existimos separados de los demás, una coraza que nos impide enterarnos de lo que debemos conocer para realmente ser, una frontera ficticia en la que las barreras son una mera ilusión destinada tarde o temprano a derrumbarse.

Interpretar el lenguaje de la vida, la sincronía, las coincidencias, los sueños, cualquier pequeña cosa nos habla y nos guía si estamos atentos y hacemos caso dejándonos guiar. Amplificar cualquier pequeño suceso para no ver los hechos como algo aislado y sin relación. Existe una conexión entre todo, la vida es una e indivisible, nada está aislado del resto.

Abandonar el miedo que nos atenaza e impide que ampliemos nuestros límites, la resistencia a lo nuevo y desconocido, la comodidad que nos oxida y empequeñece al mermar nuestras inmensas posibilidades. Soltar amarras, no aferrarnos a nada.

Atrevernos a perseguir nuestros sueños, a que la vida sea una verdadera aventura y nosotros los actores, no los espectadores, a sentir todo lo que nos llegue y permitir que ello nos enriquezca, nos temple, nos complete.

Dar siempre la mejor respuesta posible ante lo que vivamos, aunque nadie se entere, pues nosotros sí lo sabemos.

Que nuestro corazón esté sereno ante nuestra vida, sin nada de lo que arrepentirnos, sin nada que ocultar, sin lugar para el disimulo o el ocultamiento.

Vivir la alegría aun en los momentos más difíciles, no sólo por nosotros, también por los demás.

Y confiar, tener fe, sentir que hemos sido creados por una Fuerza, que somos sus criaturas y que hay un Plan perfecto diseñado para que el ser humano realice todo su potencial y manifieste la verdadera divinidad que es, pues esa es su esencia, y a veces, ya lo hemos visto en otros momentos de la historia, el ser humano elige experimentar a través de las circunstancias más difíciles, y el Creador, en una muestra de respeto y amor, se lo permite…

28 septiembre 2008

Ser de Luz


Millones de células formando carne y huesos,
millones de millones de células puestas de acuerdo
para aceptarse en sus diferencias y trabajar unidas,
billones de células yendo más allá de sí mismas
para formar algo mucho más grande,
un gran ser que ni siquiera repara en ellas
o, como mucho, las ve como partes aisladas de sí mismo,
y no duda en envenenarlas y matarlas,
cuando por desamor le duelen y su atención reclaman.

Millones de células dispuestas a entregar su vida,
para hacer posible una vida más grande,
sabiendo bien que sólo existe vida
y que su sentido es una vida mucho más amplia,
un ser más grande formado por millones como ellas,
y que cada una, solo para sí misma, no tiene sentido.

¿Sabe ese ser lo que saben sus células?
¿Por qué se empeñan ellas en permanecer unidas?
¿Será para crear un ser de carne y huesos,
que come, duerme, trabaja y no repara en ellas?

¿O es para crear la posibilidad de un ser que ame,
un ser que rompa las cadenas que la forma impone,
las reglas emanadas de la manipulación y el miedo,
la hipócrita moral de corazones estancados,
un ser capaz de entregarse totalmente al sentir de un ideal,
de enfrentarse a la muerte y derrotarla,
levantándose de nuevo vivo, más vivo aun que antes,
para que, finalmente, se disgregue
esa materia que le dio la forma,
indultadas ya sus células, libres ya, como él mismo,
y que de él entonces sólo quede su más íntima esencia,
sin nada que oculte lo que siempre ha sido,
pura luz que viaja por el tiempo y el espacio
sin nadie ni nada que lo impida?

No está hecha la luz para ser guardada en una caja,
ni en un cuarto, un palacio o un cuerpo.
No hay barreras que impidan que la luz se muestre,
no hay condiciones que limiten que la luz se expanda.
Bajo la luz todo se ve más claro,
sólo es cuestión de tiempo,
de células unidas, fusionadas,
dando forma a ese ser humano,
esperando el momento de partir, de irse,
porque ya no hacen falta,
y él sea ya lo que desde siempre fue previsto que fuera:
un Servidor de la Luz,
un Ser de Luz.

22 septiembre 2008

Una gota de lluvia


Una gota de lluvia me cayó desde el cielo,
una pequeña gota que humedeció mi mano,
una gota pequeña con aroma de rosa,
una gota de mar, de sudor, de reclamo.

Gota de ti, de recuerdo, de duda,
gota que llegó a mí en busca de mi mano,
gota pequeña pero gota llena,
llena de amor, entre dulce y amargo.

18 septiembre 2008

Vivir el instante


Vivir el instante, en el instante, como la nube que de pronto se forma contra el azul del cielo, y de la misma forma desaparece.

Permitir que sea total la vivencia del instante, como total la respuesta ante lo que surja, libre de condicionamientos pasados, sin reservas futuras, pura entrega total y confiada en la vida de la que formamos parte, en esa vida que nos vive y nos permite sentir que la vivimos como un inmenso y gozoso regalo.

¿Qué sabemos lo que vendrá después?, ¿acaso eso nos corresponde o lo necesitamos? No, no pertenece eso al instante que se basta por sí mismo, y en su vivencia constante nos lleva a un estar entregado y total, libres de todo peso que nos impida alzar el vuelo, como esa nube, cambiar de forma, dejarnos mecer por el viento mientras nos lleva por lugares jamás imaginados, vivir en un instante eterno de sorpresa y descubrimiento.

Nada falta, nada más hay, todo se da en el instante…

14 septiembre 2008

Añoranza


He añorado tu presencia ausente,
sin ti, sin tus palabras, sin tus letras,
mientras tu ausencia se hacía mas y mas larga.

Te he buscando, insistente, en los lugares
en que, sin saber dónde están, sé que te hallo,
y no encontré ni el rastro de tu paso.

He dejado que llegues hasta mí,
por encima del vacío del no estar,
por ver si te podía seguir sintiendo.

Y al final, me di cuenta de que nunca habías estado ausente,
y que todo este tiempo te sentía
dentro de mí, pues en mi corazón es donde estabas.

04 septiembre 2008

Y después del día...


No vayas a mi tumba y llores
pues no estoy ahí.
Yo no duermo.
Soy un millar de vientos que soplan,
el brillo de un diamante en la nieve,
la luz del sol sobre el grano maduro,
la suave lluvia de verano.
En el silencio delicado del amanecer
soy un ave rápida en vuelo.
No vayas a mi tumba y llores,
no estoy ahí,
yo no morí.

Indio americano anónimo.

No llores por mí, llora por ti,
o mejor aún no llores,
pues tú y yo somos lo mismo
pese al engaño de las apariencias,
apacíguate, entra en tí y me sentirás.
No llores, no tienes motivo,
pues no me fui, estoy aquí, contigo,
siempre estuve y estaré,
en ti, en la tierra, en el rocío,
en el parpadear de las estrellas.
No llores mas por mí,
guarda tu agua para dársela al sediento,
y me la estarás dando a mí.

25 agosto 2008

Llegará un día


Llegará un día, cercano o lejano, en que se apagarán las luces de mi vida, sentiré las más absoluta oscuridad y todo aquí dejará de tener sentido.

Llegará el día en que no podré huir más de mí mismo. Entonces las excusas ya no tendrán valor, las justificaciones sólo serán palabras sin sentido, ningún lugar habrá donde esconderme y evitar enfrentarme a lo que hay. Tendré que verlo, aceptar plenamente las consecuencias de mis actos, dar cuentas del tiempo regalado y ver qué hice con él, con todo ese amor que se me dio formando un cuerpo vivo, que sintió frio, calor, gozo, ilusión, dolor…, todo lo que se me permitió y quise sentir, la responsabilidad y maravilla de ser el propio creador de mi experiencia buscando siempre el modo, aun sin saberlo, de que mi creación se realizara, juntando en el preciso instante las circunstancias necesarias para que así pudiera ser.

Un día llegará en que el sol se levantará por la mañana, pero no para mí, que aunque pueda estar aun aquí ya estaré lejos, con mis ojos abiertos a otro espacio donde existe una luz de otra sustancia, una luz que no tiene el opuesto de la noche y ante la cual es imposible ocultar nada.

Y mis oídos, cerrados al humano murmullo de las voces, tendrán que oír lo que en vida no quisieron, y aunque suene como navajas afiladas será sonido de vida, verdadero, sonido que no engaña, puro y cierto, con el que fueron creados universos, desgarrando la mentira que no soy y dejando solamente lo que vale.

Y hoy, sin saber cuántos amaneceres aún me quedan, quiero ser quien seré, y por ello cierro mis ojos a las multicolores luces destellantes que buscan verme atrapado en su destello, como mariposas nocturnas en la luz, vuelta tras vuelta hasta caer abrasadas sobre el suelo, y convertirse en abono de deseos que jamás me dejarían satisfecho.

Hoy decido que sello mis oídos a toda palabrería hueca por dentro, y al igual que en mi boca, solo permitiré pasar palabras escritas con tinta de verdad, rojas como la sangre, que vengan del corazón, y que sinceras deben ser para ser dignas de crear espacios nuevos, nuevas creaciones en las que lo que creo es el reflejo de mí mismo, pues con cada palabra viene un verbo que puesto en acción se manifiesta, y en su expresión me creo.

Hijo soy, pues, de mis obras e hijo también soy de mi verbo, pues éste crea mis acciones, y por ellas me muestro.

Y así, en esta noche que sobre mí avanza, sin saber cuanto queda para que el alba llegue, mi vida empeño toda con la sola intención de que, cuando llegue el momento en que por fin sea llamado, pueda quedar en paz, con todo cuanto vine a vivir bien dicho y hecho, sin nada ya pendiente, libre y dispuesto, solo ante mí, por mis creaciones hecho.

14 agosto 2008

Hacerse las preguntas adecuadas


Todos buscamos en algún momento de nuestra vida respuestas a algo, y una buena forma de obtenerlas es hacernos preguntas. Pero hace falta que las preguntas sean las adecuadas para que al formularlas muevan en nuestro interior algo que haga posible que surja la respuesta. Es como tratar de hacer fuego frotando dos piedras, de pronto puede surgir la chispa perfecta que pudiera encenderlo.

Es necesario, además, estar ahí presente, atreverse a sentir, no huir ante lo que surja, dar tiempo, cosas que no siempre estamos dispuestos a hacer porque eso compromete y el ser humano, en su mayoría, no se quiere comprometer más que en lo que le apetece y cuando le viene bien. “Sí, yo quería hacer fuego, pero ahora que he generado una buena chispa y veo que es posible dudo, no sé si de verdad quiero, mira que si… Es el momento de arrimar combustible, cobijarlo, soplar un poquito para que la llama se prenda, y en todo ese proceso ya se intuye lo que viene.

No dedicamos a nuestras necesidades internas el tiempo que hace falta, muchos ni siquiera sienten que les haga falta inmersos como están en las actividades externas mientras, eso sí, dedican horas y horas a esculpir cuerpos perfectos y magníficos para sus espíritus hambrientos o a conseguir logros materiales que nunca saciaran otro tipo de hambre.

Cada vez que surge una pregunta desde dentro, de verdad, es una llamada de nuestro ser para que a través de ella lleguemos a algo. Aceptar el reto de la vida como seres humanos, seres que sienten inquietud, curiosidad, ganas de aprender y de hacer cosas, cosas distintas y no siempre lo mismo y de la misma forma, es aceptar la posibilidad de ir más allá del punto actual, es ampliar nuestras fronteras naturales, es estar dispuesto a replantearse todo lo que uno cree y aceptar la llegada de lo nuevo, de una nueva luz que ilumine otro trecho de nuestro camino, de implementar algún cambio o de empezar de nuevo. En suma, de descubrirse y conocerse un poco más.

Ante las preguntas no valen las reservas, pues la reserva que tengamos será lo que nos faltará en la respuesta que hallemos. Es entregarse totalmente y confiar en la vida, pues al fin y al cabo es la misma vida quien al vivirnos y darse en nosotros nos da también las preguntas que nos permitirán seguir hacia delante, siempre hacia delante.

¿Quién no tiene alguna buena pregunta que hacerse? Aprovechemos el tiempo ahora, no posterguemos, la respuesta puede ser tan importante…

04 agosto 2008

Los locos


En todas partes hay locos, ¿verdad? Bueno, es cierto que en unas más que en otras, pero sí, en todas partes cuecen habas, como dice el refrán.

Me vienen una serie de preguntas cuya respuesta sería interesante conocer, si es que es posible, como:

1- ¿qué se entiende por loco?
2- ¿es igual un loco en España, por ejemplo, que en U.S.A. o en Angola o en Nueva Guinea?
3- ¿es la locura igual ahora que hace 40 o 500 años?
4- ¿modifica la locura y su trato el estatus social de quien la vive –me explico, un pintor o actor conocido Vs un albañil desconocido?
5- ¿es una enfermedad?
6-¿Quién fue el primer loco?
7- ¿hay ciertas actividades o profesiones en las que predominan los locos?
8- ¿si el loco es rentable se le trata igual que si no lo es?
9- ¿existen ciertas actitudes “locas” que son admitidas y/o permitidas?

Llaman loco a alguien que tiene sus facultades mentales trastornadas, entendiéndose por trastornar todo aquello que inquieta, altera o perturba a alguien.

Evidentemente, dependiendo del lugar donde nos encontremos y su cultura, no se tendrá el mismo concepto acerca de la locura ni, por supuesto, la misma vivencia.

Cabría preguntarse también si un sujeto “loco” seguiría siéndolo en una isla deshabitada donde el único habitante fuera él y no estuviera, por tanto, sujeto a un criterio comparativo con el resto de personas a las que por el hecho de no estar no podría perturbar, inquietar ni alterar, ya que nadie habría para sufrirlo ni para calificarlo.

Me surge otra cuestión: ¿no sería tenido por loco cualquiera cuya forma de ser distara mucho de la general, poniendo en entredicho el sistema predominante o creando situaciones “incómodas” por no ajustarse a la moda establecida?

La verdad es que siempre me ha atraído el mundo de los locos y la locura. Creo que en esta sociedad estándar en la que vivimos, es uno de los últimos reductos de la auténtica y genuina originalidad. Y no quiero decir que no la haya entre el resto de la gente, no se malentienda, sino que los locos, como los niños y muchos viejos, están por encima de las historias que tanto influyen sobre la vida de la mayoría de gente y sus respuestas, por tanto, son impredecibles. Les da lo mismo lo que piensen los demás, son ellos mismos.

Cierto que hay locos que tiene perturbadas sus facultades mentales y no son capaces de crear un entorno de vida en el que sin renunciar a ser ellos mismos sean capaces de mantener un equilibrio con el exterior, pero de esos está también el mundo lleno entre los no locos, y ahí siguen.

¡Cuántos personajes famosos, artistas, científicos, aventureros, avatares, etc. fueron tachados en su momento de locos y posteriormente se admitió que gracias a ellos hubo un gran avance en algún aspecto de la vida humana!

Locos, endemoniados, brujos…, seres que se salen de lo común, visiones amplificadas de una realidad que se les queda pequeña y en la que se ahogan, que unos saben llevar mejor y otros peor, y mientras tanto, la gran masa de cuerdos en alerta, expectantes ante esos pocos locos que pueden poner en peligro el añejo sistema que no debe cambiar, no vaya a ser que algo se mueva. Hay que encerrarlos, atontarlos o, como mínimo, dejarlos de lado, ignorarlos y despreciarlos.

Creo que en este mundo en que vivimos, por lo que se ve a diario y lo poco que sabemos, hay que conservar la capacidad de ser un poco loco, hay que ver la locura como una parte de nuestro potencial que, bien llevada, podría proyectarnos no sabemos dónde, si no hubiera tantos cuerdos preparados siempre para atajar a cualquier oveja que bale distinta a las demás. Pero hay que tener mucho cuidado de no ponerse demasiado en evidencia, para eso, para conservar la capacidad de poder ejercer una locura útil, una locura que sirva para algo, para uno mismo y para los demás.

No me digáis que soy cuerdo, algo no estaré haciendo bien. Tenedme mejor por un pobre loco inofensivo y dejad que viva mi locura. Dejad que siga creyendo que esto tiene arreglo, que siga ilusionándome, que siga creyendo en imposibles, en milagros, en lo no demostrable, que siga dejando que mi corazón me lleve donde el Cielo quiera, que para eso fui puesto en la Tierra, para ser, quizás, un pobre loco que renunciara a su cordura y se dejara manejar por la mano del Gran Loco…

Hay que estar loco de verdad para seguir confiando en esta humanidad, para seguir dándoselo todo, para permitir que de nuevo, mañana, salga el sol. Hay que estar loco, ¡loco de amor!

Bendito seas, Señor, Tú sí que eres de verdad un auténtico loco, los demás somos solo pequeños aprendices que a veces dejamos que la locura roce nuestras vidas y en esos instantes vivimos la magia, la posibilidad, la vida…

27 julio 2008

Creemos conocernos



Creemos conocer un poco a muchas personas, a otras –menos- creemos conocerlas mucho, y de alguna creemos saber hasta lo que piensa.

¿Quién está dentro del otro? Y aunque se estuviera, ¿qué cambiaría? Ni siquiera nos conocemos bien a nosotros mismos y vamos suponiendo y juzgando sobre los demás.

Qué difícil es saber las motivaciones y los sentimientos más íntimos de nadie, del que en un instante, sin pensarlo, dio la vida por salvar a otra persona o del que en un momento dado cometió una locura y mató a alguien, pero tendemos a adjudicar a los otros nuestros pensamientos, patrones, esquemas, unos programas que en el mejor de los casos necesitan actualizarse porque fallan escandalosamente (véase como le va la vida al ser humano en general y lo que está haciendo en este planeta).

Es muy complicado entender a los demás cuando no nos entendemos a nosotros mismos. Estaría bien, muy bien, empezar ahora mismo con uno mismo. Quizá sea lo único que podemos hacer, conocernos a nosotros mismos, saber quiénes somos, qué hacemos aquí, hacia dónde queremos ir.

14 julio 2008

Se buscan soñadores


He soñado que despertaba del sueño que vivía. He soñado que podemos soñar lo que queramos, pero solo existe un sueño real, un sueño verdadero que todos podemos soñar, el resto acabarán desvaneciéndose.

He soñado que la Tierra se está transfigurando, la luz la baña por completo y a medida que habemos mas seres que despertamos de nuestros sueños personales, reconocemos el sueño verdadero, el único real, aquel que decidimos soñar un día muy lejano ya, en otro tiempo.

Y el sueño está ya listo para ser soñado, ya es el tiempo, llegó el momento de soñarlo y asistir como actores-soñadores-creadores a este gran despertar de humanidad, al cambio de una sociedad que por haber dejado de servir se agota en sí misma.

En este sueño solo existe una sociedad, una humanidad sin razas, banderas, religiones ni fronteras que separen a unos seres de otros. Nadie se aprovecha de su prójimo al comprender que se dañarían a sí mismos. No existe la competencia, la envidia, los celos, el miedo… Todo el mundo hace su parte dando lo mejor de sí y obtiene lo necesario. No hacen falta armas para combatir ni llaves para cerrar puertas. Palabras como hambre, sufrimiento y enfermedad han dejado de utilizarse.

Ya no existe la mentira, y la sinceridad y la fe han convertido las palabras en Verbo Creador de una realidad donde nada que no sea perfecto tiene cabida. El Amor es la única ley y guía.

He soñado que están despertando millones de seres y hace falta que nos dispongamos todos a soñar el nuevo sueño, para que toda la humanidad despierte. Estamos reuniendo un ejército de soñadores de luz.

Comienza soñando de ti mismo el mejor sueño que seas capaz de imaginar. No te pongas barreras ni límites, cree que es posible, porque lo es, porque ya está aquí…

08 julio 2008

Llega la Luz


Las viejas costumbres se resisten a ser reemplazadas. El ilusionista no se atreve todavía a confiar en la magia, no acaba de creer que ésta existe y se siente todavía seguro con el as guardado en la manga.

La duda y el miedo cierran la puerta a lo nuevo, se sienten cómodos en lo conocido aunque ya les falte el aire.

Mientras tanto, la luz se hace cada vez más presente haciendo evidente lo que ya no sirve. Cada vez más, las excusas, las resistencias y las justificaciones valen menos, la mentira está expuesta con tanta claridad que se diluye por sí misma, pues ante tanta luz no cabe lo irreal.

Un gran puente aparece claramente ante nosotros, y nuestros corazones nos inspiran el imperioso deseo de cruzarlo. Al otro lado nos espera un futuro que es ya presente, la realidad de una nueva humanidad en la que el hombre acepta y asume su verdadera naturaleza espiritual.

La verdadera magia existe, no hacen falta trucos, sólo hay que dejar que ocurra sin oponer resistencia, de la misma manera que la noche se convierte en día, con naturalidad.

El nuevo mundo y la nueva tierra están bañados de luz y todo es nuevo, ya no cabe lo viejo. Es necesario confiar en lo que llega, en lo que ya está aquí…

05 julio 2008

Hoy te escribí una rosa


Hoy te escribí una rosa.
Deseaba esparcir su aroma,
en letras y palabras hacia el cielo,
para que llegue allá donde tú estés.

Así, aunque no la veas nunca,
sabrás con certeza que hubo alguien,
que por su amor por ti juntó palabras,
y con lo que escribió formó una rosa.

Y aunque quiso escribir sólo el aroma,
dejó salir también alguna espina,
que surgía con el sentir de un corazón,
en palabras que nunca fueron dichas.

Mas quédate sólo la fragancia,
no te quedes la rosa, no la tomes,
las espinas tuvieron que salir,
pero tú escoge sólo lo mas puro…

Déjame a mí con las espinas,
esperaré que florezcan nuevas rosas.

25 junio 2008

El pensamiento es creador


El pensamiento crea tu realidad.

Es como el programa que hace funcionar un ordenador. Lo que el ordenador hace depende de las instrucciones grabadas en el programa. Es por eso que cada cierto tiempo se crean nuevas versiones de los programas, en las que se subsanan errores y se introducen mejoras.

Hay pensamientos de luz y pensamientos de tinieblas, pensamientos positivos y pensamientos limitativos, pensamientos de salud y de enfermedad, pensamientos tuyos y otros que hiciste tuyos aunque no lo son, que pueden venir de otro lugar o de otras personas, de alguien a quien valoras o admiras, de un libro que leíste, de una opinión comúnmente aceptada, del miedo…

Hay tantos pensamientos como caminos, y al igual que éstos, según cómo pienses tu camino cambiará.

Cada pensamiento es una causa en tu vida, y si le das curso creará en ella una serie de consecuencias, algunas de ellas previsibles y otras imprevisibles. Pero está bien tratar de descubrir dónde nos puede llevar cada pensamiento si le damos cauce y, hasta donde seamos capaces, ver qué consecuencias puede tener para nosotros y para los demás. Luego, podemos preguntarnos si estamos dispuestos a recorrer ese camino.

Si queremos que algo cambie debemos hacer algo nuevo, si hacemos lo de siempre ocurrirá lo de siempre. Y todo comienza con un pensamiento, por pequeño que sea.

Pienso algo, lo deseo, tomo la decisión de realizarlo y actúo. Ahí la causa ya ha generado sus consecuencias y ha creado nuestra realidad, nos guste o no. Y todos nuestros actos, consciente o inconscientemente, están relacionados con nuestros pensamientos, nuestros esquemas mentales, nuestros valores, nuestro programa…

Por cierto, ¿si tan cuidadosos somos con instalar antivirus a nuestro ordenador, cómo no hacemos lo mismo con nuestra mente? Podemos estar llenos de virus, gusanos, troyanos…, ¡a saber lo que hay ahí dentro!

Cuida tus pensamientos o podrás acabar en cualquier parte…

22 junio 2008

Hija de la Tierra

Hoy, la naturaleza,
despertó al alba toda su hermosura,
sabiendo que tú estás,
para ti, por ti, una vez más.
Pues se sigue entregando cada día,
para que sigas siendo lo que eres,
y más, para que al fin llegues a ser,
lo que dentro de ti paciente aguarda,
que al fin, un día, lo reclames,
lo encarnes, y en ti viva la vida, y en ella vivas tú,
y al contemplarte,
en todo lo que tú muestres y hagas
poder regocijarse y decir:

ésta es mi hija.


15 junio 2008

¿Sonido o silencio, hablar o callar?


¿Es mejor el sonido que el silencio?

A veces es necesario el sonido como lo es la semilla, y su función siempre es crear, ser fuente de vida y descubrimiento, ser luz que ilumine las sombras y permita ver con claridad. Jamás su intención debe ser herir o dañar.

Otras, cuando los oídos se cierran y los ojos no quieren ver, se impone el silencio y éste se hace oír desde dentro como un grito ante el que no es posible cerrar los sentidos, pues en el silencio se “siente” lo que no queremos escuchar. Hay silencios difíciles de soportar.

Pero para oír es necesario estar atento a lo que se escucha y cesar el parloteo interno propio, como para ver hay que contemplar con la mirada de un niño, y en ambos casos estar carentes de prejuicios. En caso contrario solo oiremos lo que queramos oír y veremos lo que queramos ver.

Sonido y silencio son el complemento útil y necesario para poderse comunicar. Y comunicarse es mucho mas que hablar…

14 junio 2008

Principios Cósmicos para la humanidad


Llegó la hora de proclamar la humanización de Dios y la divinización del hombre.

He aquí resumidos los principios cósmicos dictados para la humanidad:

- Ciudadanía universal.

- Estados Unidos del Mundo.

- Abolición de las fronteras.

- Una sola Religión y un solo Credo, basados en el Amor.

- Abolición del nacionalismo y de todo lo que induce separatividad.

- Abolición de todo sistema armamentista.

- Organización de un Parlamento para regir los asuntos generales de la humanidad.

- Supresión de todo trust financiero, bloque político o poder autocrático.

- Garantizar la educación, una profesión y un trabajo para todos.

(J.Adoum)

Para muchos es una utopía. Yo creo que todavía es posible, y para ello se cuenta con nuestra respuesta individual, la de cada uno de nosotros, y no vale pensar si el otro lo hace o no; ese criterio no vale.

09 junio 2008

Tu cuerpo es tu instrumento


Te fue entregado un cuerpo,
infinitamente más grande y más perfecto
que todo lo creado por el hombre.

No creas que solo tienes músculos, sangre y huesos,
eres un cofre de tesoros que ni siquiera tú conoces,
hecho de la misma esencia que las estrellas,
pues dentro de ti está todo lo que hay fuera.

Eres un pequeño universo lleno de cielos y de tierras,
planetas, soles, mares y cavernas,
y en tu exterior pusieron ventanas y puertas
que te permiten ver, oír, oler, gustar…
para poder salir y entrar,
ver todo desde ti y descubrirte tu en todo.

Así harás tu camino con sentido, haciendo lo que sientas,
no lo que te han dicho que hay que hacer,
y la vida tendrá sentido en ti,
estarás de verdad vivo,
no serás más un muerto viviente.

Honrarás a la vida de la que formas parte,
y tu cuerpo llegará a ser tan hermoso
como hermosa es tu alma,
pues serás uno con ella.

06 junio 2008

Qué puedo decir...


¿Qué puedo decir cuando me siento bendecido por la vida?

Es tanto lo que recibo, lo que se me ofrece, lo que a veces –como hoy- soy consciente de que llega a mí pese a mí, pese a tanto que me falta por afinar, que no puedo sino sentirme amado.

Sólo me sale una palabra: Gracias…

30 mayo 2008

La palabra, esencia de divinidad


La palabra es la esencia de la divinidad en la tierra. Se puede derramar sangre, quemar los cuerpos, encadenar las manos y los pies, pero una palabra escapada no puede ser recogida porque, como el aire, reina en el espacio y nadie tiene poder para aprisionarla. (J.Adoum)

Tienes en ti el instrumento más perfecto, te dieron la palabra.