04 septiembre 2008

Y después del día...


No vayas a mi tumba y llores
pues no estoy ahí.
Yo no duermo.
Soy un millar de vientos que soplan,
el brillo de un diamante en la nieve,
la luz del sol sobre el grano maduro,
la suave lluvia de verano.
En el silencio delicado del amanecer
soy un ave rápida en vuelo.
No vayas a mi tumba y llores,
no estoy ahí,
yo no morí.

Indio americano anónimo.

No llores por mí, llora por ti,
o mejor aún no llores,
pues tú y yo somos lo mismo
pese al engaño de las apariencias,
apacíguate, entra en tí y me sentirás.
No llores, no tienes motivo,
pues no me fui, estoy aquí, contigo,
siempre estuve y estaré,
en ti, en la tierra, en el rocío,
en el parpadear de las estrellas.
No llores mas por mí,
guarda tu agua para dársela al sediento,
y me la estarás dando a mí.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

La misma cosa
la misma imagen
reflejos,,,

Bonito poema,,gracias
Spirit

Jayja para tí... dijo...

Qué os puedo decir?...

Jayja para tí... dijo...

cómo voy a ir a tu tumba si para mí estas y estarás vivo, querido amigo...

M@R dijo...

TRANQUILO, QUE NO VOY A IR POR QUE VOS ESTAS AQUI EN MI CORAZON,,,

MUY LINDAS LETRAS Y LA IMAGEN BELLA,,,

HOY TE ABRAZO MUY FUERTE,,,

SALUDADO,,,

Alma dijo...

No lloraré por tí,
ni por nadie que se marcho de aquí,
pues Dios es eternidad,
y los que partieron, viven en mí.

Con gran amor hacia mi padre que ya partió

Dios me dió el regalo de haberlo podido disfrutar, como padre.

Con amor.

Cris dijo...

me parece un bonito diálogo entre cuerpo y alma, la realidad del cuerpo queda complementada con la delicadeza del alma, ambos son uno, cómo llorar entonces el uno por el otro si ambos son parte de la misma esencia??, eso es lo que yo entendí, desde luego ambos textos son preciosos y la imagen impactante de veras, un abrazo Adonai!

Siry dijo...

Me recuerda un post de hace tiempo, hagamos todo en vida, vale mas una pequeña y sencilla flor en vida que una floristería sobre una tumba.
Me encanta venir y nutrir mi alma de positividad, amor.

Un abrazo querido amigo

Alma dijo...

El alma se despoja, de sus reencarnaciones como una flor de sus preciosos pétalos. Para al final, ser una preciosa semilla que lo contiena TODO.

DESDE MI ETERNIDAD.

Jayja para tí... dijo...

Ustedes me hacen llorar, pido a ella que los bendiga, por tener un corazón lindo, por sufrir por esta vida, como sufrimos, y aún así ser capaces de amar...ella es y será mi madre espiritual, en ella deposito todo mi dolor y también mis alegrías...no soy fanática de nada, ni de la religión, soy sólo una mujer con corazón que sabe amar, a los seres humanos y bendecir el poder amar y pedir a nuestros protectores espirituales, nuestro Dios, nuestro DIOS, y en mi creencia católica, nuestros Santos. Y entre ellos esta mi Virgen de la Caridad, ella, mi madre, mi primera madre, mi madre espiritual, en ella puse alguna vez la vida de mi hijo pendiente de nacer, en ella puse en sus manos el no ser operado apenas de 45 días, una riesgosa operación de cráneo abierto, y me lo concedió, podría pedir más?...aún le pido, porque sé que como madre al fin, nunca se cansa de pensar y cuidar de mí...
que te cuide a ti amigo mio

Pasión dijo...

Hola Adonai!
El poema del indio americano me encanto cuando lo conoci y me alegro verlo nuevamente aquí.
Muchas gracias!
Un abrazo inmenso!!
Pasión

Fuego dijo...

Veo a una gran amiga por aquí, creo que eres afortunado por tenerla.

Ha sido precioso leer algo tan profundo.

Un abrazo