18 diciembre 2007

Guiños de estrellas

En estas fechas navideñas encuentro cada vez más personas que tienen ganas de que pasen rápido, no les gustan porque echan de menos a alguien, añoran a seres que ya no están en sus vidas y cuya ausencia se hace mas manifiesta en estos instantes. Sienten huecos irremplazables.

A todas estas personas, especialmente, va dedicado este pequeño cuento surgido del corazón e inspirado por un comentario que me llegó y lo hizo brotar. ¡Ojala aporte un poquito de esperanza!

Y cuentan los que lo saben, que en el silencio de la noche el cielo se llena de estrellas que nos guiñan los ojos, y a cada guiño responde un latido de nuestros corazones, porque la sangre que nos recorre reconoce en su luz la amorosa mirada de nuestros seres amados que, habiendo ya partido, nos contemplan desde allí y en cada destello nos recuerdan que siguen estando presentes aunque de otra forma, pues la Luz del Ser que somos está siempre viajando por todos los confines del universo, moviéndose y cambiando de forma, pero siempre presente, pues la Luz no puede desaparecer, y si somos Seres de Luz, tampoco nosotros…

4 comentarios:

Amira dijo...

Cuando algo me emociona y no encuentro las palabras para expresarlo, suelo cambiarlas por un abrazo.
Así que un gran abrazo, Adonai.
Es un cuento precioso.

Cristi dijo...

Hace 5 años partio un gran amigo, cuando apenas tenia 20 años y el dia que me entere de su muerte fue demasiado dificil, mi mente se bloqueo y decia que no lo podia creer, por mucho tiempo lo llore hasta que un dia en mi sueño lo vi, el me decia que no me preocupara, que el estaba bien y que queria que yo fuera feliz...el 29 de septiembre cumplio 5 años de fallecido y si aun viviera este 7 de diciembre seria su cumpleaños # 25, se que Dios sabe porque hace las cosas asi y se que desde el cielo el es la estrella mas brillante y que cuando estoy triste, miro el cielo y se que esta ahi cuidandome, tengo mucha fe que algun dia nos volveremos a ver y aunque se que esta navidad sera otra sin esas personas que mas amo y que ya partieron y los cuales son, mi tia Dalia, obispo Noe, Saydi, el abuelo Mont y mi adorado amigo Gregorio scott, gracias por estas hermosas palabras de tu blog, de verdad que anima mucho a mi corazon. Se que ellos desde el cielo, nos cuidan y nos protegen.....
Nuevamente gracias por todo Adonai. Besos y que pases unas felices fiesta navideñas.

mar dijo...

El otro día pensé en eso mismo. En que decir que no nos gusta la navidad se está conviertiendo en todo un tópico. Pero bueno, hay que verlo por el lado positivo. Es tiempo para reflexionar, hacerlo de nuevo y seguir reflexionando. Hay muchas cosas que cambiar. Un saludo

Alma dijo...

¡HOY ES NAVIDAD!

Para mí, el día más bonito de todo el año.En mi mesa tambien faltarán personas a las que amo y ya no están,pero esto no me preocupa ,les encenderé una Luz,y sonreiré desde mi interior,sentiré la realidad......El Señor les ha envuelto a todos dentro del calor de sus brazos y les ha cubierto con el manto de la eternidad, les deseo mucha felicidad allá donde esten.
Hay algo que no entiendo y si me preocupa... Muchas regiones de esta tierra están en conflictos bélicos, campos de refujiados y guerras, estas Navidades se darán una tregua y cuando esta termine, volveran a lo mismo.
Mi deseo es...que el Espíritu de la Navidad ciegue estos sentires y solo vean y sientan en sus enemigos, el calor de su mismo corazón y su mismo Dios.
¡Navidad es todo el año, Felicidades!
ALMA