15 mayo 2008

Lo antiguo deja paso a lo nevo


Lentamente lo antiguo deja paso a lo nuevo, y antes de que los nuevos proyectos de vida, con la nueva energía, sean alojados en nuestro planeta y en nuestras vidas, se produce un vacío, un dejar ir relaciones, situaciones, personas, estilos de vida, conceptos y creencias sobre nosotros mismos y sobre la forma de manifestación que hasta ahora hemos tenido en la Tierra.

Esto crea ese vacío interno solo reemplazable con lo nuevo que llega lentamente, pero mientras se vive se manifiesta en nosotros como soledad existencial, inapetencia, abandono o desesperanza.

Todo esto es irreal y forma parte de la ilusión de separación, ya que jamás hemos estado solos, pero las experiencias personales durante este periodo de transición son comunes para todos.

Pasando la línea fronteriza entre lo nuevo y lo viejo nos damos cuenta de que nuevas personas entran en nuestras vidas, se solucionan problemas de forma diferente y un nuevo sentimiento interno se hace consistente ayudándonos a evolucionar desde lo más profundo de nuestro YO con ilusiones renovadas y con la mirada fija en esa Edad Dorada que ya ha abierto la puerta.

Muchísimos de nuestros hermanos en diferentes partes del mundo viven estas experiencias sin la información de qué está pasando y sin la posibilidad material de obtenerla. Se aferran a lo viejo que es lo único que conocen para sobrevivir en los medios en los que se encuentran, resistiéndose a los cambios por desconocimiento y miedo.

Las nuevas frecuencias del cambio se derraman directamente sobre la tierra y entran en todos por igual, y solamente el saber y la no resistencia es lo que hace que esta época de transformación sea más llevadera.

El conocimiento nos estabiliza otorgándonos la confianza de aceptar los nuevos modelos de vida sin batallar por la pérdida de lo viejo y sin aferrarnos a nuestras antiguas creencias.


(adaptación de un correo recibido de una amiga)

4 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Precioso e interesantísimo blog. Invita a la reflexión.
Muchas gracias por tu visita y tus cálidas palabras.
Un abrazo!

Jayja para tí... dijo...

Lo nuevo invade el terreno, lo viejo, se queda ahí aferrado sin quererse ir, más reconozco hemos de dejarlo ir, sin embargo como desprendes una vena de tu cuerpo? o cómo desvías el flujo sanguíneo para aceptar el desarrollo, da miedo...eso...

ALMA dijo...

Desde mi casa se ve vuestro texto, como un precioso arco iris, lleno de Luz, y vuestro hacer inmenso, todo en uno....YO TIERRA.

UN BESO.

M@R dijo...

SOLO VINE A BUSCAR TU ABRAZO,,,

DESPUES TE LEEO CON MAS CALMA,,,


ABRAZOS,,,,