10 septiembre 2010

Palabras de Kraon (II)

Acrecentad vuestra luz, es el combustible más precioso que tenéis para vivir el tiempo que se os ha dado.
Ella os permitirá hacer vuestro viaje hasta el lugar donde se os espera. No la desperdiciéis, pues, inútilmente, podría ser que no pudieseis llegar cuando ya vuestro destino estuviese a la vista.
Sabed que lo que os puede hacer inmortales os puede hacer también mortales, todo depende del uso que hagáis de ello.
Cuidad con esmero la preciosa esencia que sois, os aguarda la recompensa más maravillosa que sois capaces de imaginar.

5 comentarios:

Cris dijo...

bellas palabras Adonai! yo pienso que la recompensa emocional de lo bien hecho, del buen corazón, es diaria, es continua, es permanente, imagina si además tenemos otra recompensa más cuando ya no andemos por aquí!,eso debe ser ya, lo menos, el paraíso ;-) Un abrazote y gracias por compartir este texto!

Yudith dijo...

Hola Adonai, saludos!!! Muy hermosa esta predica! Besos

Jayja para tí... dijo...

es lindo lo que has escrito, sobre todo porque viniendo de tí, no me queda más que creerlo....

Alma dijo...

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ¸¸.•¨¯`•♥ღ*¨*¤.¸¸.♪♥♫♥♫♪

Nos aguarda la recompensa más maravillosa que podemos imaginar????

Pues que así sea,
AMEN.

Jayja para tí... dijo...

Debo dar gracias a "Alma" mi amiga española que hace unos días le hizo caricias a mi alma...estoy tratando...

y gracias a ti por existir...amigo de mi alma!