17 abril 2010

La Tierra


La Tierra, en su espacio bello, en su silencio hermoso y en su aceptación humilde, nos ofrece la posibilidad de servirnos y que, a través de ella, nos sintamos, nos conozcamos, nos convirtamos en lo que por derecho nos corresponde y está esperando ser realizado.

El momento es ya. Ella ya hizo su cambio y ahora es el ser humano quien debe adaptar su frecuencia para que, en sintonía con ella, sea posible permanecer en esta nueva etapa y formar parte de la nueva raza que debe habitarla.

Un nuevo amanecer está ya aquí, el parto ya se produjo, y estamos asistiendo a los dolores de lo nuevo que se abre paso, a las resistencias de lo viejo y caduco que ya no tiene posibilidades de seguir estando pero que no se rinde y no dudará en llevarse por delante todo lo que pueda.

Los cuerpos se duelen, las emociones se desbordan, la mente no entiende nada, ya las teorías no sirven. Es momento de hacer, hay mucho por hacer y cada uno tiene su parte si acepta. Nadie es excluido, todos somos llamados pero la respuesta es de cada cual y se respetará su decisión.

Hay que sanar rápidamente lo que no corresponde, pues todo ello es un impedimento para poder alcanzar el grado que ahora se nos ofrece y sin el cual es imposible permanecer aquí. Es una cuestión práctica, de similitud de frecuencias, y la Tierra ya ha elevado la suya, por eso el hombre debe hacer lo propio para conservar la armonía, en caso contrario la decrepitud, la enfermedad y lo que llamamos muerte harán su parte para que éste pueda continuar donde corresponda, pero no aquí.

Sí, aun entre el aparente caos que vivimos existe una razón y un sentido, todo forma parte de un Plan perfecto. Es momento de tomar una decisión crucial. Ya nada será como antes. La nueva Tierra, esplendorosa, radiante, amante, está preparada para acogernos de nuevo. Urge sanarnos.

6 comentarios:

Inés Bohórquez dijo...

Nos espera un nuevo amanecer lleno de bendiciones todo depende de que tantas ganas tengamos de mejorar a partir de ahora.
Un abrazo Adonai tempo sin leerte
Muchas bendiciones y para nada me sorprende que estemos en el mismo camino de cerrar ciclos y crear cambios!
un abrazo

Yahaira Valverde dijo...

Gracias Adonai por tan bonito texto. Hoy es un nuevo día para avanzar, hemos recorrido tanto tiempo en está tierra que ya estamos listos para ir a ese camino tan esperado.

Un beso.

Gracias por el mensaje tan lindo que me dejaste. Te aprecio mucho, siempre sonríe.

diabetes dijo...

Me encanto el texto..realmente es muy bonito..La tierra y toda la naturaleza s una hermosa razon por la cual vale la pena estar vivo y despertar cada dia..Cada lugar de nuestra querida tierra nos hace suspirar y no nos deja de embellecer la vista!
Solo que si tanto la queremos deberiamos cuidarla un poco mas!

Saludos a todos

Cris dijo...

la Naturaleza es bella y es sabia, nos situa en el camino correcto y nos ayuda a levantarnos y cambiar rumbo si es necesario, si nos hemos perdido, solo hay que escucharla, cuidarla, es modelo de regeneración constante de vida, el cambio solo es dolor si creemos estar perdiendo algo pero ¿y si pensáramos que en realidad si cambiamos estamos ganando más? :-) Un abrazo, un texto bonito de leer Adonai.

Olga i Carles dijo...

La tierra es nuestro nido, en ella vivimos y tenemos nuestro ser.
Geratitud y honestidad le debemos en el andar de cada minuto del día.



Gracias.

Alma dijo...

Es momento de hacer....

El caos no existe,en este nuevo amanecer de la Tierra, ni tampoco la razón, solo existe tú Sentido, ese que en armonía con la Tierra se une en benefício del Todo.

Los miedos se rompen para PODER pasar a ser muy felices.

Los Sanadores se unirán en su Hacer y Jugarán su gran Juego....Inhalarán desde lo más profundo de sus corazones y exhalarán desde su tercer ojo para barrer todo pensamiento del género humano siendo cocreadores en un mismo fin, abarcar y llenar de Luz este Paraíso , una Luz sentida desde el corazón que inundará a traves de nuestro Dios TODO lo creado.

AMEN.

JUGUEMOS!!!